Entrar

·Blog·

Baruc Corazón y Seagrams nos llevan a los años 30′

Si los treinta trajeron algo bueno de Estados Unidos vino en una botella con líquido incoloro. La ginebra Seagrams llegaba al panorama de los destilados con acento americano y una gran depresión a sus espaldas. Los ambientes lúgubres, la gente en busca de trabajo y los almacenes vacíos no despistaron a esta ginebra que se metió en el mercado de los alcoholes. Así que, tras haber nacido en un contexto de crisis, saltarse las nacionalidades e imponerse como ‘la americana’ y guardar su estilo que un día no fue ‘vintage’ Seagrams quiere celebrar que sigue con nosotros.

Esta es la segunda vez que Seagrams colabora con un diseñador y, el elegido este año ha sido Baruc Corazón. Una colaboración limitada a 200 botellas reflejo de lo que fueron los años 30’ y el Art Noveau.

Archive